jueves, 7 de abril de 2011

LIMPIEZA MUNICIPAL (II)

Con eficacia desaparecerían las putas y los putos de los mapas callejeros.

Continuando con la limpieza del pasado jueves, algunos candidatos autonómicos y municipales están pensando en erradicar la prostitución de calles, parques, polígonos y cunetas; sobre todo en distritos donde los votantes pueden quitar y poner. Ese fregado urbano, además de difícil, será poco eficaz. Tampoco servirá de mucho la decisión del Consejo de Estado, que intenta suprimir los anuncios de prostíbulos en la prensa, como si eso fuese una solución.

Una iniciativa así es motivo suficiente para suspender a nuestros políticos y no votarles; a ninguno, por mucho que quieran mantener o conseguir el sueldecito oficial. Sin pensar mucho, se deduce que para acabar con la prostitución callejera lo mejor es legalizarla en toda regla: con papeles, con derechos y también con obligaciones. Conseguido esto, sería el momento de prohibir ese comercio en plena calle, igual que se prohíbe lavar los coches en la vía pública. No debe ser complicado.

Admitida la prostitución como un trabajo más, el paso siguiente sería ubicarla, como cualquier otra actividad, en lugares apropiados, como hacen en Ámsterdam, por ejemplo. Así se solucionarían muchos problemas. Para ello hay que censar a las/os profesionales que elijan ejercer libremente, y después proteger, pero de verdad, no como hasta ahora, a quienes practiquen el oficio por necesidad y bajo presiones de mafias y proxenetas, que exigen firmar a sus explotados —chicos y chicas— hasta la renuncia a la vida.

Esa limpieza de chulos y maleantes no será fácil. Tampoco será barato cambiar la suerte de las víctimas, pero con una legislación adecuada y parte del dinero que se gastan en las guerras, que no deberían existir, desaparecerían las extorsiones y las putas y los putos de los mapas callejeros.
************************

14 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Yo preferiría, en vez de eliminar la prostitución, eliminarlos a algunos de ellos. Se que pagarían justos por pecadores pero preferiría, a veces, llenar el hemiciclo con profesionales directos en vez de con algunos encubiertos. Sus seño rías lo pongo así porque es más visible, son en bastantes casos, poco de fiar. Su vida pública estaría mejor en otro escaparate. ¿Chulos y maleantes? Pues, de lo segundo, abunda bastante fuera de las calles...Afortunadamente hay gente de buen juicio y honrdez en todas las filas. Lo que pasa es que va siendo hora que vemos menos memeces y más concreción.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Emilo, de todo hay en el mundo. También nos encontramos con gente buena, en la relación humana, y eficiente, en la responsabilidad asumida en lo que hacemos. En la clase política ocurre lo mismo, pero en ese colectivo, por desgracia, se ve más lo malo aunque abunde lo bueno. La ineficacia, la corupción, la falta de sensibilidad, los desaciertos en materia de educación y el mirar para otro sitio, a la hora de potenciar los valores en el individuo, constituyen un motivo que desluce, unmotivo de peso que nos arrastra al desencanto. No soy pesimista, aunque lo parezca. Lo que ocurre es que veo la realidad del mundo que tenemos que cambiar, antes de que el espíritu pacífico pierda el talante para el diálogo.

Siempre agradecido por tu comentario y aportación acertada. Un abrazo.

Alex

Manuel dijo...

Querido Alex: haces una propuesta más que peligrosa. ¡Legalizar la prostitución!.

O, lo que es lo mismo, acabar con el negocio, ¿verdad? ¡Pero hombre!, ¿a quién se le ocurre?

¿Pero tú no ves que si a esa panda de sinvergüenzas que tenemos en los cargos políticos, se les cambia el paso se desconciertan y entonces ya sí que es un caos? Imagínatelos si se les deja sin esos recursos electorales facilones. ¿Qué harían?

No, no, en serio, Alex: reflexiona.

Una propuesta como la tuya es tan peligrosa como la propuesta de legalizar las drogas (estupefacientes). ¿Imaginas este caos, aún mayor? Acabar de un plumazo con el tráfico internacional de Heronina, Hachis… Acabar con las mafias de la droga… acabar con el negocio internacional del tráfico de armas cuyas divisas se mueven fundamentalmente por las mismas vías y manos que le tráfico de drogas (y, por cierto, el de personas).

Dejar sin medallas a ministros de Interior. Dejar de crear héroes a costa de los —estos sí— funcionarios entregados a su trabajo que pierden o arriesgan la vida constantemente para interceptar aquellos cargamentos que a ciertas personas les interesan entregar para que, por la costa opuesta, pueda entrar tranquilamente un cargamento mucho mayor.

Querido Alex, en serio, nuestra esforzada prostitución debe ser perseguida, erradicada (momentáneamente) para que los meapilas voten con más gusto a quienes deben votar. Luego, en Julio, en Agosto, reaparecerá como las setas en otoño y Don Fulano de Tal, si, ese, el banquero-exconstructor-consejerodelegado-políticodeturno, volverá a disfrutar de las carnes voluptuosas de La Campeona, esa rubia explosiva que vende tiempo en cualquier esquina o en Hotel a través de una tarjeta de crédito bien cubierta por siglas bancarias solventes.

Un abrazo.

Mila Aumente dijo...

Al margen de la ineficacia y de los intereses de algunos políticos, estoy en contra de la prostitución. Si se erradicara por completo, ninguna mujer condenaría su vida a la degradación personal,falta de autoestima y falta de respeto a sí misma. Buscarían otras opciones de trabajo pasa subsistir y no enfermarían psicológicamente, como sucede en muchas ocasiones.
Sé que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo y que es difícil acabar con él. Particularmente, no le encuentro ningún beneficio para la humanidad. Si no existiesen puteros no habría putas, y quizá, en general, las relaciones personales y sexuales entre hombre y mujer tendrían un matiz diferente y las haría más duraderas.
¿A quién le gustaría tener una hija prostituta?

Un beso.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Manuel: Sobra decir que, como siempre, agradezco tu aportación. En esta ocasión, te confieso que me dejas confuso. Por una parte, intuyo en tus palabras una dosis abundante de ironía, pero no acabo de ver tu verdadera intención. En cualquier caso respeto cuanto dices o intentes decir. En estos casos, tan serios y delicados, prefiero la claridad meridiana para no confundir al lector. Por mi parte, ni quito ni pongo coma sobre lo ya dicho, que es lo que piensa la mayoria consultada. Tampoco voy a comparar la drogadicción con la prostitución, creo que hay diferencias en varios aspectos. En las dos está presente la mafia y el delincuente, eso sí, y a ellos, a mafiosos y delincuentes, son a quienes hay que buscar y erradicar. ¿Que con esa calañana se mezcla en buena armonia quien debe perseguirla? No seré yo quien ponga en duda que los lobos puedan comer en el mismo plato que los corderos. Sea como sea, estoy convencido de que se hace muy poco, o no todo lo suficiente, para acabar con las mafias que obligan a seres humanos a hacer lo que no quieren.

En fin, amigo Manuel, que encantado de tenerte cerca. Un abrazo.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Mila, empezaré dando respuesta a la pregunta que haces al final. No, creo que nadie que esté en sus cabales querrá tener una hija o un hijo ejerciendo la prostitución o consumiendo drogas, robando o haciendo daño a los demás. Por lo demás, no seré yo quien intente sustraerte de tus convicciones, puesto que cuanto dices es tan respetable como lo que digamos cualquiera. Sin embargo sí que te voy a invitar a pensar sobre dos particularidades acerca de lo que dices. 1ª) Hay prostitutas que lo son porque están amenazadas y les va la vida en ello, y hay hombres y mujeres que ejercen la prostitución porque esa es su opción de trabajo. 2ª) Dices que no encuentras en la prostitución ningún beneficio para la humanidad. Hay muchos sociólogos y psicólogos que no piensan lo mismo. Pero nadie podrá discutirte que si no hubiese puteros no habría putas. Tines razón. De hecho en algunos paises (creo que en Rusia) no persiguen a quienes venden el sexo sino a quienes lo compran.

Como siempre, querida Mila, agradezco tus puntos de vista, muy interesantes y sugerentes, que invitan a urdir nuevos pensamientos.

Besos

Anónimo dijo...

¡HOLA! ALEX, YA HE LEIDO "LIMPIEZA MUNICIPAL" UNA Y DOS. MUY BUENO DE LOS DE LA LIMPIEZA DE PROSTITUTAS Y DEMAS , ESTOY COMPLETAMENTE DE ACUERDO CONTIGO. NO SE POR QUE NO LO HAN HECHO YA DESPUES DE SIGLOS CON ESTE PROBLEMA. COMO TU DICES, LO HACEN PROFESION , Y LES UBICAN EN UN SITIO DONDE NO MOLESTEN A NADIE Y EL QUE QUIERA COMO EL QUE VA AL PARQUE DE ATRACCIONES, PUES QUE VAYA. PAGUEN SUS IMPUESTOS Y SU SEGURO SOCIAL COMO CUALQUIER TRABAJADOR, AL FIN Y AL CABO SE TRATA DE UN TRABAJO Y NADA MAS , ASI PODRIAN CONTROLAR A LOS MALECHORES QUE VIVEN DE ESAS PERSONAS.

CON RESPECTO A LA CAMPAÑA ELECTORAL QUE YA TENEMOS ENCIMA ESTA MUY BIEN TODO LO QUE ESCRIBES, PERO TE DIRE QUE SOBRE LO DE "CREERAN QUE NOS VAN A ENGAÑAR" LO TRISTE ES QUE A LAS MASAS SI SE LAS VUELVE, UNA Y OTRA VEZ A ENGAÑAR, ADEMAS CON LA MISMAS HISTORIAS Y AUNQUE LA PELICULA YA LA HAN VISTO CIEN VECES, NO REFLEXIONAN Y VUELVAN A CAER Y A CAER DE NUEVO. Y AMIGO MIO SEGUIRAN ASI PASEN LOS AÑOS QUE PASEN Y LAS GENERACIONES VENIDERAS IGUAL. ES COMO ESE BORRACHO QUE DICE "NO A MI NO ME AFECTA EL LICOR, YO CONTROLO". LA HUMANIDAD ES ASI, Y UN HOMBRE CON LABIA Y CARISMA SIGUE ENGAÑANDO, CON EL SONIDO DE SU FLAUTA MAGICA.

CHAITO ESTHER

Manuel dijo...

Querido Alex: te pido disculpas por el tono -efectivamente- ironico de mi comentario.

Como me conoces sabes de sobra que esa ironía no va dirigida hacia tu comentario. No obstante esta noche, con más tiempo, trato de corregirlo.

Un abrazo grande.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Esther:

Un comentario coincidente como el tuyo, siendo tú una cronista tan exigente, es para mí un aplauso que me honra. Sé que escudriñas mis blogs con mucho interés y tú sabes que te lo agradezco.

Ha sido un placer tenerte de moderadora en el Encuentro Literario de esta mañana. Habrá otros.

Como siempre, recibe un cariñoso abrazo.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

No tienes que pedir disculpas por nada, querido Manuel. A veces el humor nos habita -es lo mejor que nos puede pasar- y lo mezclamos con ese sentimiento de desenfado -sano también- y pintamos los párrafos con ribetes irónicos. No pasa nada. No te preocupes. Esto es así. Como te conozco, intenté descubrirte el gesto mientras leía, pero, mea culpa, no acababa de verlo. Será porque no había pasado antes por la puerta de algún bar donde hay fumadores aromatizando el ambiente, y tampoco me había tomado el vinito del medio día. Perdona tú mi falta de tacto.

Por favor, Manuel, no dejes nunca de decir lo que pienses y como lo pienses, sea como sea. Grande es este abrazo que te mando.

Alex

Mari Carmen Azkona dijo...

Querido Alex poco tengo que añadir a lo que has dicho. No creo que las prohibiciones arreglen los problemas es más, creo que incluso los aumentan... Bastante problemas tienen estas mujeres sobre sus espaldas como para que encima se les demonice, se las castigue, se les penalice por querer sobrevivir.

El problema es complejo y de difícil solución, pero hay que intentar solventarlo y creo que legalizar la prostitución es el primer paso que hay que dar. Hay que convertir a las prostitutas en lo que son: ciudadanos con obligaciones y con DERECHOS.


Gracias por limpiar nuestras ciudades, es complicado, pero seguro que es más fácil que limpiar las conciencias de algunos políticos


Besos y un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Querido Alex: ahora que es mi hora te dejo la explicación debida.

Acabar con el negocio de la prostitución sería un verdadero varapalo para el PIB de nuestro país. Y no está la cosa para bromas. Sería fantástico un mundo de prostitutos/as libres y afiliados a la S.S. (menudo chollo el aumento del número de trabajadores cotizantes). Y, además, con sus revisiones médicas de empresa, las normales, nada extraordinario.

Los sinvergüenzas que tenemos en los cargos políticos se verían afectados, como decía, al no tener ese recurso facilón al que recurrir como propaganda electoral: Señoras, señores, no solo he quitado de las calles a los músicos que les molestaban, sino que, además, les he quitado la prostitución… de la vista. (lo siento, me sigue saliendo la vena irónica).

Seguro que he sido muy torpe en mi comentario, pero no comparaba prostitución con consumo de drogas. Señalaba, más bien, que ambas cosas dimanan de la misma fuente. Y que, esa fuente, es la misma que genera las guerras en el mundo y, por tanto, está detrás del comercio de armas. O sea, para ser serios: Prostitución (y lo que conlleva de tráfico de personas); tráfico de estupefacientes; tráfico de armas; creación de guerras… Estos 4 parámetros van cogidos de la misma mano, los conduce la misma cadena.

Y creo firmemente que, detrás de todo ello, está el Poder que administra el mundo. Los gobiernos de los países, incluso de los más poderosos, son títeres en manos de este Poder. Como buen ejemplo de ello, contemplemos la “crisis mundial” en la que hasta el tonto está envuelto. ¿No parece raro que en una crisis todos perdamos? ¿Quién está ganado? Esta crisis, según yo la entiendo, no es más que un capón a la “clase media” para restituirla a su sitio.

En mi último párrafo del comentario anterior quise ironizar sobre el fariseísmo. Es el tan manido tópico de que aquel que prohíbe (como en la España franquista de los abortos en Londres) es quien más usa del servicio que censura.

En fin, Alex, que soy un desastre cuando escribo. Espero haberle aclarado al lector lo que quise decir.

Un abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Mari Carmen, tienes mucha razón cuando dices que bastante tienen las mujeres que practican la prostitución para que encima tengan que ser perseguidas. La persecución la llevan en ellas mismas, aunque creo que habría que distinguir entre las que eligen esta actividad como trabajo, de forma voluntaria, y las que se ven obligadas a ejercerla por obligación y bajo amenazas. Las primeras deberían tener un tratamiento de profesionales con todos los derechos y también deberes, como decimos. Pero las otras, las que sufren extorsión por parte de mafias y proxenetas tendrían que tener más facilidades para denunciar y más garantías de ser liberadas y acabar con esa esclavitud.

Ya me gustaría limpiar nuestras ciudades, Mari Carmen, y más me gustaría aún convencer a los políticos para que la limpieza que quieren hacer, ahora que estamos en vísperas de elecciones, empezara por sus propias conciencias y conductas.

Mientras lo consigo, que no lo conseguiré, seguiré haciéndome ilusiones con vuestro apoyo y el calor de vuestra cercanía.

Un abrazo fuerte con el cariño de siempre.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Manuel, como casi siempre, en esto también estamos de acuerdo, y no era necesario que aclararas nada. En cualquier caso, agradezco tu nueva intervención. Estamos de acuerdo, decía, en que la prostitución mueve muchos cientos de millones al año. He manejado cifras referidas al potencial económico como al número de practicantes muy dispares, dependiendo si las facilitan organismos policiales, Ayuntamientos o cualquier asociación de las que reivindican derechos para las prostitutas. Por eso no me atrevo a citarlas, porque no son fiables. Es mucho dinero, lo peor es que aquí ocurre como en otros colectivos: el que más sufre y trabaja es el que menos gana. Los intermediarios, como ya hemos dicho repetidas veces, son las mafias de tratas, los proxenetas y otros explotadores, verdaderos delincuentes, con los que hay que acabar. Ahí, en esa limpieza tienen que dedicar los políticos sus escobas. Además, como dices, son también quienes manejan el negocio de las drogas. Mucha inmundicia de esa desaparecería si, como digo en mi texto, se legalizara la prostitución y se viera como una profesión más, practicable como trabajadores autónomos o asociados en empresas. Pero claro, eso emitir facturas para justificar el gasto con lo que se confesarian secretos hasta ahora bien guardados, eso también descubriría muchas cifras de negocios, y tal vez convenga más que todo siga revuelto como está, aunque solo sea por aquello de que a río revuelto...

Y desde luego, a nuestros políticos, los que hay y los que vuelvan, les interesa que existan estos panoramas susceptibles de ser aseados. Es, como dices, un recurso fácil para prometer programas en cada campaña electoral, que no se cumplirán para que cumplan el mismo papel en los próximos comicios.

Manuel, por favor, de torpe y desastre nada. Como creo que ya te he dicho antes, no dejes de decir lo que pienses con el tono que te apetezca en cada momento. Eres respetuoso y nadie se prodrá molestar. Podremos discrepar, pero nunca sentir afección ni daño.

Como siempre, recibe un abrazazo fuerte.

Alex