jueves, 31 de marzo de 2011

LIMPIEZA MUNICIPAL (I)

Foto Vinuesa

Ya sé que muchos estáis pensando en limpiar las poltronas de los Ayuntamientos. Todavía, no. De momento solo vamos a reflexionar sobre los cambios que van a experimentar nuestros pueblos y ciudades con motivo de las próximas elecciones. Algunos alcaldes no han quitado el polvo de las calles ni el día de la función y ahora, para seguir en el sillón, hacen cualquier cosa con tal de que sus pueblos lleguen a los comicios como si estuviesen recién hechos. Y eso que todavía no ha empezado la fiesta de verdad, o sea, la de las mentiras, que tendrá lugar entre los días 6 y 20 de Mayo. Será como un gratis total donde todo vale. Hasta creerán que nos van a engañar. Pues no. Ya hemos visto antes la película y sabemos cómo acaba.

Los candidatos saldrán a la calle eufóricos, dispuestos a empapelar todo con sus fotos municipales y autonómicas, fotos retocadas, con sonrisas y todo, sin atisbos de ese mal gesto, asesino, que nos pusieron cuando les preguntamos por aquella partida presupuestaria cuya aplicación ahora no se ve por ningún sitio. No, esa cara de mal vino no saldrá. Escucharemos las promesas bonitas de siempre en las visitas a los colectivos más numerosos y sensibles.

Cuando todo termine, ¿quién se acordará de lo prometido? Unos se irán a casa derrotados, por no decir con el rabo entre las piernas que suena muy mal, y otros a celebrarlo con cava nacional, aunque la revolución proletaria vaya por dentro. Sí, pero ninguno quitará sus pasquines de vallas y fachadas, que afearán el paisaje hasta que lleguen las otras tormentas, las del verano.

El próximo jueves seguiremos repasando el panorama más próximo. Veremos en qué limpiezas se emplean los aspirantes a ediles y munícipes.
*******************************

6 comentarios:

Mila Aumente dijo...

Los políticos deberían leer este artículo y tomar buena nota de él. ¡Pero qué bien escribes, Alejandro!

Un beso.

Emilio Porta dijo...

¿Pero por qué me pasa esto? Otra vez otro comentario perdido...y esta vez, de verdad, soy incapaz de volverlo a rehacer...!porque tenia más de cuarenta líneas! Había llegado tarde a la cita del jueves...pero el comentario era sustancioso, realmente lo era...Es la segunda vez que me pasa dos semanas seguidas...
En fin, Alejandro...que hacía toda una exposición sobre el tema de las mentiras que de modo tan oportuno y periodístico tratas, que hablaba, además, de la otra gran mentira que es nuestra actual Ley electoral...que, en fin, buenas noches, querido amigo...el artículo es magnifico. Una gran columna. Un gran abrazo.

Anónimo dijo...

Vuelves a dar otra vez en el clavo con esa punteria tan buena que tienes para estas cosas. Me ha recordado este escrito a las cronicas que hacias en los pueblos de Avila en el Diario de alli cuando criticabas a los alcaldes. No dejes nunca de decir lo que esta mal pues es la unica manera de que algo se haga bien.

Un abrazo de tu amigo Luis Martin.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Mila, los políticos solo leen las normas que hacen ellos, a su medida, que son las que les gusta y a las que sacan los rendimientos pretendidos. La sociedad les importa un pimiento. Por eso creo que somos nosotros quienes -igual que hacen ellos- tenemos que velar por nuestros intereses. Lo primero, mandarles a todos a trabajar. Eso, porque si los pusiéramos en el paro seguirían cobrando por no hacer nada, como hasta ahora; y más de lo mismo, no.

Siempre agradeceré el detalle de tu visita, Mila. Un beso.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Siento, querido Emilio, que otra vez te haya ocurrido lo mismo. Tranquilo, aunque te comprendo. Yo también he sufrido más de una vez esa rabia que tú sientes. A lo peor los políticos también tienen algo que ver con todo esto, quién sabe.

Sí, Emilio, todo esto de las elecciones es una gran mentira. La propia Ley, como tú apuntas, ya lo es. Cada día que pasa estoy más convencido de la necesidad de una revolución. Esto tiene que acabar. Sé que en la clase política hay muy buenos gestores y excelentes personas, pero el conjunto, el sistema, está putrefacto. El ciudadano tiene que expresar -siempre con respeto y desde el debate pacífico- su descontento. Si no lo hacemos pronto, después, pronto puede ser tarde.

En cualquier caso las elecciones que se nos avecinan serán como las de siempre, más de lo mismo para seguir igual.

Agradecido, por tu visita de valor incalculable, recibe un abrazo fuerte.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Amigo Luis, el que tuvo retuvo, dicen. Será por eso que a tí te gustan estos articulillos que te recuerdan las crónicas de la tierra. En aquellos artículos, como en estos, yo también ponia acentos y de vez en cuando alguna coma. Te lo recuerdo siempre que nos vemos, pero tu nada, ni caso. Sabes, querido Luis, que te digo esto con el cariño que te tengo desde siempre. Solo puedo agradecerte el mismo cariño que sientes por mi y que, además, sigas teniendo el detalle de seguirme. Gracias por todo, todo es mucho lujo.

Un abrazo fuerte.

Alejandro