domingo, 13 de marzo de 2011

¡OOOOLÉ! (I)

Imposible entrar. El convento está rodeado de prensa y curiosos.

Pido perdón por no llegar a tiempo a la cita del jueves. La demora está justificada. Puedo explicarlo todo.

Enterado del robo que han sufrido las monjitas mañas de Santa Lucía, pensé ofrecerles una buena nueva, sustanciada en NETWRITERS, S.L. (NW), proyecto acorde con sus consignas religiosas: compartir, hacer amigos, etc. Todo en el mundo de las letras, del arte en general. Con ese objetivo me fui a Zaragoza, convencido de poder ayudar.

Los alrededores del convento estaban tomados por periodistas especializados, prensa del corazón, patrullas policiales, pobres pidiendo y curiosos que no daban nada. Con tanto estorbo, imposible entrar. Decidí llamar por teléfono. Hablé con la superiora. Le dije que sentía mucho lo del atraco. Me aseguró que ella, más. Me atreví a decirle que, siendo tan listas y juiciosas, suponía que no tendrían todas las gallinas en el mismo corral, que guardarían más billetes en otros escondites y que los zorros del dinero podrían volver. Le aconsejé invertir en NW, con posibilidad de suscribir tantos bonos como quisieran en una emisión única. Sus ahorrillos estarían seguros y cobrarían buenos intereses. Todo legal. También le expliqué que NW ejercería de expositor universal para las obras de la “hermana pintora”; y además, a través de la red, podrían explicar al mundo cómo tener más con tan poco, cómo reunir millones con unos ingresos modestos y limosnitas de nada.

Todo fue del agrado de la abadesa, pero de momento, habiendo tanto revuelo, tenían que esperar, dijo. Confidencialmente me advirtió que ya había tenido ofertas similares: de la familia Ruiz Mateos y de varias Cajas de Ahorros con problemas de liquidez. Le gustó eso de NW. Me dio las gracias por todo y colgó.

Y yo, hala, a Madrid otra vez.
 ***********************


6 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Lo que tendrían que hacer las monjitas es ser más modernas, verdad es, Alex...sobre el tema de los ahorrillos...eran unos buenos ahorrillos no cabe duda...pero el que tire el "primer billete" que esté libre de pecado ( qué trastocacion, Dios bendito, de la máxima )...a lo que vamos...todo el mundo tiene derecho a sentir miedo del futuro...y de las necesidades...y ellas lo tienen, como todo hijo de vecino..y por eso ahorran...En fin...sobre la cantidad...pues parece elevada, pero nada en comparación con lo que roban, evidentemente, algunos de los que las critican...El tema es el de siempre, parece que el voto de pobreza...o el mensaje de Jesús no se lleva bien con lo financiero...ya sabes, Marzinkus, el Banco Vaticano en su momento, sus inversiones...y otros temas...Pero es que en esta vida está todo mezclado...¿Para qué eran las limosnas? Ese es otro cantar...pero a las pobres...no les dejado hacer ni la caridad de repartirlo...Se han tomado la "caridad" por su mano...con un robo en toda regla...
Un abrazo...del tema se puede hablar y no parar, como de todo...¿pero tenemos todas las claves?
Solo se que no se nada...por ello me inclino a ponerme de tu lado...

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Emilio, gracias como siempre por acudir a esta cita. Sé lo ocupado que estás y eso tiene un doble valor y, por tanto, un doble reconocimiento.

¿El asunto de las monjitas? Aunque esta tratado en clave de humor, el asunto no es ninguna broma, porque la cifra ha sido grande aunque no se haya dicho toda la verdad al respcto. Las autoridades monetarias están buscando la procedencia del dinero sustraido y darle el tratamiento fiscal que legalmente corresponda. Suponiendo que fuese de limosnas, mucho suponer por la cantidad que es, podría estar exento de impuestos pero también debería haber sido aplicado (gastado) en función de los objetos de las peticiones. De ser un excedente, como es, sí que estaría obligado a tributar por la rentabilidad o plusvalia conseguida, hecho que no es objeto de tributo dado que el dinero no estaba invertido en ningún valor sino en un arnario. Si el dinero procedía de cualquier actividad (pintura, escultura, restauración de cuadros, etc.) entiendo que se trata de una remuneración por prestación o venta de servicios y, como tal, igual que todo hijo de vecino, debe pasar por la taquillas del IRPF.

Ya se han dado varios casos como el que nos ocupa, y al final todo quedó en el limbo mediático. Habrá que esperar para ver que ocurre con este. Sea como sea, creo que estas instituciones, como bien dices, Emilio, deben actualizarse y optimizar la administración de sus recursos como corresponde a una sociedad moderna como la nuestra.

Recibe un abrazo fuerte.

Alex

Mila umente dijo...

Teneis que pensar que las monjas viven "en otro mundo". Seguro que ellas creían que sus ahorros estaban mejor guardados en el convento, que en el Banco de mayor garantía. Lo triste es que, antes de ser robados, no los hayan invertido en hacer obras de caridad. ¡Así es la vida!

Besos.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Tienes razón, Mila. Las monjas viven en otro mundo. Y, efectivamente, antes de correr el riesgo de que los ratones pudieran comerse los billetes, bien podrían haber paliado el hambre y las necesidades de colectivos necesitados. El mundo está lleno de mentes fuera de lugar y lejos de toda razón.

Gracias, Mila. Como siempre, te agradezco la lectura y las opiniones que aportas al tema.

Un beso.

Alejandro

Mari Carmen Azkona dijo...

Hay que ver como está el país, lo que se está hablando de estas “pobres” monjitas...Ellas que lo único que hacen es aceptar con resignación cristiana las lecciones que dicta la Santa Madre Iglesia. ¿Es que nadie entiende que la caridad empieza por uno mismo?

Sin comentarios Alex....Luego se quejan de que no pongamos la “x” en la casilla correspondiente a la Iglesia.

Un beso y un fuerte abrazo.

N. Tarde pero segura.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Nunca es tarde, Mari Carmen. Tú siempre llegas a tiempo.

Es cierto, estas monjitas están dando mucho que hablar. Pero ellas dicen poco. Han dicho, eso sí, que los euros que les han robado los habían sacado del banco para hacer obras de caridad. Los cacos descubrieron la pasta y ¡para ellos! Yo me inclino a pensar que, viendo como está el país, los "eres" fraudulentos, la honradez en la administración de impuestos en tela de juicio, enriquecimientos dudosos en la clase política y el despilfarro que vemos en las administraciones centrales y autonómicas, estas religiosas habrán dicho: los cuartos mejor en nuestro bolsillo que en manos de golfos e ineptos. Y así se han ahorrado el peaje de hacienda y el riesgo de los bancos. Pero la felicidad nunca es completa: el que mucho ambiciona se queda sin nada.

Que me alegro mucho verte por aquí, Mari Carmen. Con tanta oferta como hay ahora en la red no es fácil estar en todo. Se agradece el detalle.

Un beso.

Alex