jueves, 17 de mayo de 2012

LA ACTUALIDAD ES TERCA

15-M: "Servicios gratuitos y de calidad. Democracia real ya"

San Isidro. Fiesta grande del Madrid castizo, del Madrid de todos. Salí de casa temprano, dispuesto a disfrutar en la verbena  del Santo con las “listas y las tontas”. Más tarde, gallinejas y entresijos, regados con los  excelentes tintos de la tierra (D.O.)  

            No pensaba yo alterar mi sosiego con las cosas de los bancos, la bajada de la bolsa o la subida del transporte. Pero la actualidad es terca y a veces cambia los caminos diseñados. Así fue. En Sol me encontré con las asambleas del 15-M. Me atrapó el ambiente. Seguían pidiendo servicios gratuitos y de calidad, y no escatimaron esfuerzo para explicar cómo el movimiento ciudadano ha conseguido sensibilizar a los políticos con la necesidad de una reforma electoral y un cambio sobre el desahucio, entre otros logros. Bien. El que no llora...

            En la acampada de los cubanos, cerca de la Plaza Mayor, tropecé con el protagonista de los “Sueños frustrados”, que Iba a un restaurante de  las Cavas. Se preguntaba por qué el Gobierno, cuando da dinero a la banca, habla de fondos públicos en lugar de hablar del dinero de todos. Tiene razón. En esto, lo público es la suma de caudales privados. Inquietante, más porque nadie explica en qué condiciones y con qué garantías entregamos esos capitales a los bancos malos (¿hay alguno bueno?). Lo exigible es que lo devuelvan con intereses similares a los que ellos cobran. 114.000 millones que ya han salido de las arcas de todos, más otros 32.000, o más, que nos costará nacionalizar Bankia, es mucha pasta. ¡Que lo paguen! 

            Se hizo tarde. Cuando llegué a la pradera quedaban pocas rosquillas, solo las “listas”, riquísimas, ¡eh! El vino estaba caliente; pero la sangría, fresca y con sabor exquisito a limón y canela. Comí con los de la radio. Luego me marqué un chotis con mi rubia de botica. La del Diario sigue en su escondite.
*******************
LEER MÁS:
            

3 comentarios:

Manuel dijo...

Hay que ver, querido Alex, lo que da de sí el "opio del pueblo".

Nunca me hubiese visto en la pradera con sangría ni marcándome un chotis con la rubia. Uno es más austero que todo eso y se reserva para el Ballantines de primera hora de la noche, en local cerrado y con buen Jazz.

En el fondo envidio la sabiduría popular, sin partido, a secas. Y esa feromona que flota en el ambiente los días de santo o romería.

Yo me debatía, entre tanto, entre el morbo de la radio y mi contumaz vocación anti-noticias. Pero no pude evitar enterarme de que Francia "es socialista", si, de izquierdas, y de que Dª Angela, la alemana, no está muy contenta de cómo le van las cosa.

Me entusiasmé, no obstante, pensando en esos griegos tránsfugas, que ¿quien sabe?, podrían llegar a ser un referente en esta Europa caduca e hipotecada. ¿Y si resultase que al maldito griego se le monta no pagar la deuda?. ¿Y si, por un momento, Amígdalas o Estavros, tanto da, le hiciesen un corte de mangas a la Merkel y sus bancos y nos enseñasen un atajo hacia la tranquilidad.

Europa está temblando. El BCE no tenía prevista la salida del sistema de ninguno de sus socios. ¿Y ahora qué?. ¿Y si Grecia se sale y resulta que le va bien?. Yo creo que están acojonados, con perdón y, por eso, a nadie le gusta que los helenos se nos escapen.

Mientras tanto, como si nada fuese con ellos, socialistas, sentados al lado de extremas derechas, no consiguen formar gobierno y dentro de unas pocas semanas, elecciones. ¡Como si las elecciones no costasen dinero!. Pues cuestan, señores, cuestan. Y esto me hace pensar que ellos saben lo que se hacen, porque no acabo de creerme la estupidez gratuita de los políticos.

Ya nadie habla de Irlanda, ni de Portugal. Incluso Italia se salva de la quema. Deben ser "socios" menos engorrosos. Ahora se habla de Grecia y, ¡cómo no!, de España, que estamos que nos caemos en la basura de los Bonos... ¿o era convertirnos en bonos-basura?.

No sé, pero cuando Rajoy se atreve a llamar la atención de los todavía socios y decirles algo así como "señores, colaboren", es que algo gordo está pasando. Porque me parece mucha osadía para ser español. ¿O no?. Yo que quería acabar el semestre con una nota media decente, me voy a tener que contentar con mirar, desde atrás, cómo algunos se salvan, pese a lo que pese, aunque ese pesar sea un resultado electoral más que pintoresco, mientras que en esta España de charanga y pandereta, esta España de todos los demonios, ni los centrales ni los autonómicos acaban de saber donde poner el huevo de las culpas ni donde enjugar sus desaguisados económicos.
...

Manuel dijo...

...
El baile de las “primas de riesgo” no cesa. Ahora resulta que el cumplimiento de las directrices europeas, crea desconfianza en los mercados financieros. Mal asunto castigar las buenas acciones, porque eso puede hacer que el castigado se tiente en el pecado. Y, ¿sabes?, yo cero que eso de las “primas” empieza a ser un cuento para primos. Alemania no está para hacer palmas, aunque siga siendo el referente. Creo que el tiempo irá dando respuestas que ahora están muy difuminadas entre datos económicos farragosos.

Y yo espero con ansiedad esa resolución griega. Quizá porque mi sentimiento iconoclasta desee asistir a la decadencia de la corona De Inglaterra, a la debacle de Carla Bruni, a que no dejen a Sofía ir a Inglaterra (a estas alturas) porque tenemos conflicto con Gibraltar, a que Mouriño se cabree con Messi. En fin, que contemplar este circo desde un sillón en mi casa, tomando una copa, me reconcilia con la historia del mundo.

¿Qué quieres que te diga, querido Alex? Las Petunias están este año espléndidas. Las margaritas han tenido un buen momento pero ahora ya no están tan bien. Mi dolor de espalda ha aumentado en los últimos días y no hay forma de que la factura del móvil baje de 150 €.

¿Tu crees que podré vivir más o menos hasta Octubre de 2013 con la actual situación y que, cuando vaya al Banco a por mis pocos ahorros, para marcharme a vivir a África, no me nombrarán el “corralito” y me darán una patada en el trasero?

Con todo mi afecto…

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Me has dejado sin palabras, Manuel. Todas las has puesto tú. Jajajaja... El opio del pueblo da para muchas charlas de solana y para soltar el mal talante que a veces -con más frecuencia de la deseada- llevamos dentro. Así tienes que comprender que, buscando la alegría de una sonrisa, uno se vaya de romería. Luego, ya sabes, en el camino puede pasar de todo.

Lo cierto es que estamos como estamos y yo me pregunto con cierta frecuencia ¿sabemos de verdad cuál es nuestra situación económica actual? No lo sabemos, querido Manuel. Los que tienen que informar, entre que callan lo que conviene (no se sabe a quién) y desconocen la realidad de los números, nos hacen a todos un lio a la hora de opinar. Todo esto está lleno de camelos, empezando por las tan traidas y llevadas primas de riesgo; quizá sus especialistas sean los culpables de muchos males.

Dentro de tanta mentira hay algo cierto: nuestro observatorio es el epicentro de lo que ocurre en Europa. Hay tantos observatorios, casi, como contribuyentes, salvando diferencias y distancias, claro. Grecia -"rota", como decía Gila- puede terminar de caer y puede también desaparecer del mapa €uro. Los demás países, entre ellos España, no estamos mucho mejor.

La Comunidad Europea no es lo que creíamos; la piña puede deshacerse de la noche a la mañana. Los que sacan pecho, Alemania y Francia, que tú citas, tampoco están tan bien como dicen, y, si lo estuvieran, el aluvión podría arrastrarlos. En cualquier caso, querido Manuel, esto es lo que parece, lo que nos parece, pero como no me fio de la pandilla -es una manía personal- hay días que no sé qué pensar. Pero sí que tengo clara una cosa: no vayamos al banco a por nuestros ahorros -quien los tenga-, se nos quitarían todas las ganas de fiestas y de bailes; y a lo peor, hasta nos abandonaría el apetito.

¿Qué pasará a finales del 2013? Nada. Lo que tenga que pasar, pasará antes. Lo mejor, es que vamos a prender lecciones muy importantes. La primera, no gastar más de lo que tenemos. No se puede hacer un presupuesto con financiaciones cuyas fuentes son abstractas.

Nada más, querido Manuel. Como siempre, mi agradecimiento y un abrazo de amigo bueno.

Alex