jueves, 12 de mayo de 2011

EVASIÓN DE CAPITALES

Los bancos suizos son los elegidos por los evasores de capitales

El jueves pasado, sin noticias de las monjitas ricas de Zaragoza, reflexionábamos sobre el dinerillo y los dinerales que no pagan impuestos. Ambas pillerías, faltas fiscales, pueden tener rango delictivo. Pero es peor la evasión de capitales, más practicada por titulares de grandes fortunas. No sólo dejan de pagar impuestos en España sino que, además, nos privan de su potencial económico y de la riqueza que genere.

Ante la posibilidad de no pagar a Hacienda, cualquiera comprenderá que los ricos aparquen sus millones en paraísos fiscales. Pero esa comprensión no ha de oponerse —todo lo contrario— a que la inspección fiscal investigue y exija a los defraudadores el tributo que les corresponda. Hacienda cobra en el acto el IRPF a los trabajadores, pero su ineficacia es manifiesta cuando se trata de controlar a los grandes potentados.

Gracias a un chivatazo del gobierno francés, ahora se inspeccionan en España a 650 evasores con más de 6.000 millones de Euros en Suiza. Muchos quedarán impunes por prescripción administrativa. De momento, sólo han incoado actas a 293, que ya han pagado 260 millones de Euros. Eso no es nada si lo comparamos con los 35.000 millones que la Hacienda española ha dejado de recaudar en 2010 por los 7 billones de Dólares escondidos en paraísos extranjeros.

Estas evasiones, producidas por lo mal que sabe pagar impuestos, muestran además la desconfianza de los grandes capitalistas, que prefieren poner sus dineros en lugares seguros, aunque la renta conseguida sea menor. Sin ir más lejos, y con el corazón donde lo tenemos todos, cualquiera haríamos lo mismo, sobre todo viendo el destino tan poco provechoso y el escaso respeto que conceden a nuestros impuestos.
-------------------------
Mila Aumente presenta novela. No te pierdas la entrevista AQUI 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Es muy importante lo que dices amigo Alejandro dando ademas datos con lo que perdemos por no hacer que declaren los que mas tienen.

Tus parroquianos esta vez tampoco quieren meter la cuchara en esto.

Saludos como siempre.

Luis Martin

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Luís, las cosas son como son y no todas despiertan emociones en los parroquianos, como tú dices, o no siempre se tiene tiempo para decir lo se piensa.

Te agradezco tu cercanía de siempre.

Un abrazo.

Alejandro