jueves, 28 de junio de 2012

MÁS BOTELLÓN

Los bares están vacíos pero el botellón está en alza.

Antes salía el mundo de marcha cada viernes: cervecitas, teatro, cena cara y copas.  Ahora parece que la peña prefiere sobriedad y deporte al aire libre. Los bares están vacíos, pero los parques están llenos de esforzados haciendo footing; van empapados de sudor y, viéndoles tan cansinos, dan pena. Comidas frugales y nada de alcohol, cualquier cosa por una vida sana. Eso dicen, pero no. El vicio es el vicio. Muchos bolsillos se están quedando en los forros, pero los jóvenes siguen bebiendo. En lugar de hacerlo en los sitios guapos de siempre, ahora se hace en la calle, con bebidas del súper y vasos de plástico. El botellón es más barato y además se puede fumar. Sí, el hábito de ese consumo, lejos de desaparecer, está en alza. Unos beben para olvidarse del paro, otros para cambiar las pesadillas por sueños profundos, o simplemente para darse una alegría, porque no divierte igual una pinta de gaseosa que un cuarto de calimocho. Dónde va a parar. Cuestión de necesidad. Otra cosa atractiva es el horario libre; y lo más detestable, que los vecinos se quejan cada vez más porque no pueden dormir. Como los reunidos no piden nada al Gobierno ni protestan como los del 15-M, los funcionarios del orden pasan de largo y van donde no hay nadie. También se quejan de los botellones los dueños de algunos locales de copas. No porque les molesten las basuras y los malos olores, sino porque los fines de semana, que ahora empiezan los jueves, sus ventas disminuyen un 50%. Y como hay gente para todo, en zonas de más nivel se está extendiendo la moda del  “afterworks”: tomar copas después de salir de la oficina. Con esto, los locales especializados pueden facturar  en una sola tarde el 25% de toda la semana. Frecuentarán estos establecimientos, digo yo, los privilegiados con curro y dinero que  puedan  pagarse  tragos de buena marca. Cada vez menos.
LEER MÁS:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Amigo Alejandro veo que tus lectores se han ido de vacaciones y tu tambien pero no puedes olvidarte de quienes te seguimos siempre porque nos gusta lo que dices y la manera de decirlo y por eso yo creo que deberias dedicarnos algo a estos disfrutamos leyendo lo que escribes aunque no podamos hacer mas ni siquiera ir a las manifestaciones.

Esperandote recibe muchos saludos de tu amigo Luis Martin.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Amigo Luís, nunca me olvido de los amigos; en vacaciones, menos. Faltaría más. Te agradezco tu adhesión permanente y tus palabras de aliento. Creo ya no depende de qué se dice ni cómo se dice, sino de cómo se entiende la vida y el medio donde vivimos. Dudo que los españoles entendamos lo que está pasando. Parece que no. No hemos entendido cuál es nuestro papel. Basta ver nuestra actitud ante la gravedad de la situación que nos acucia, que nos apremia. Una pena.

Abrazos, amigo.

Alejandro