jueves, 8 de marzo de 2012

SIEMPRE LOS MISMOS (I)

Bancos y cajas tendrán que devaluar sus inmuebles elntre el 35 y el 80%

Los bancos y cajas de ahorros son los principales propietarios de inmuebles de este país, consecuencia de cobrar en especie préstamos que no pudieron recuperar en efectivo. En reflexiones anteriores ya he publicado sobre esto; no quiero ser pesado, pero el tema lo requiere, pues constituye una sucesión de hechos que no terminan, ni caben, en un comentario aislado; van más allá, en el tiempo y en lo que nos afecta económicamente. Todos sabemos que las entidades financieras contabilizaron construcciones y solares con el valor que tenían cuando fueron hipotecados. Ahora los precios han descendido considerablemente y el Gobierno les pide que regularicen sus balances considerando los valores actuales. Para ello tendrán que aplicar unas minusvalías de entre el  35% y  50% en las viviendas, el 80% en el suelo urbanizable y casi el 100% en el rústico. Los bancos y cajas tendrán dos años para ajustar sus activos, que serán reducidos en torno a 50.000 millones de €uros. Después de esto, las reservas de algunas entidades no podrán asumir las pérdidas y necesitarán fusionarse con otras de probada solidez. Así las cosas, el ciudadano de la calle se pregunta ¿en qué nos va a afectar todo eso? Las voces pagadas ya están diciendo que nos vendrá bien porque podremos comprar viviendas baratas. Nada de eso. Hemos visto en oficinas de algunas cajas ofertas de pisos con el 40% de descuento y 100% financiación; ahí siguen, sin quitarse el ladrillo de encima. No hay compradores. Entre otras cosas porque, debido a las dificultades laborales, los inmigrantes han vuelto a sus países de origen, y nuestros jóvenes emigran en busca de trabajo y nuevos horizontes. Lejos de beneficiarnos, estas depreciaciones originarán serios perjuicios en los bolsillos de siempre. Siempre los mismos. Se acabó el folio, seguiré otro día.    
*********************
AQUÍ UN CUENTO. AQUÍ UNA RUBIA
----------------------------------------------

4 comentarios:

Manuel dijo...

Querido Alex: ¡que bien me vienen de vez en cuando estos baños de realidad que nos das!.

Y es que creo que en los noticiarios falta un juicio tan crítico, exacto y diáfano como el que tú nos dejas.

El caso, es que hace unos días escuchaba en un espacio de opinión en la radio (SER), a alguien que auguraba una necesaria vuelta al ladrillo. ¡Uno ya no entiende nada!.

Por cierto, tu que mucho sabes: ¿Las entidades bancarias pagan a los ayuntamientos el IBI de todas las viviendas que "se han tragado"?. Porque son muchas, ¿eh?, y posiblemente será una buena fuente de ingresos para los municipios. ¿O no lo pagan?.

Como bien dices, ellos mataron sus gallinas de los huevos de oro. Ya no hay clientes para comprar viviendas. Tendremos que ir buscando un lugar cálido en el ojo de algún puente.

Un abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Manuel:

Como siempre agradezco tu presencia en esta tertulia atípica, donde siempre traes condimentos nuevos que dan buen sabor a lo que se guisa. Gracias, de verdad.

En esta perra realidad, nos estamos volviendo todos un poco locos. Por eso no me extraña que alguien augure “una necesaria vuelta al ladrillo”. Razones, que desconozco, tendría quien así hablara. No hay que fijarse mucho para ver la situación: oferta en exceso y demanda inexistente. Yo sí que diría que tenemos que volver al ladrillo, pero de forma muy distinta a como puede entenderse. De volver al ladrillo sería para “Exportar” casas de nuestras costas e “importar” turistas. No se me ocurre otra cosa, soy bastante torpe y no he tenido tan buenos maestros como los de PRISA.

Buena pregunta, Manuel, eso del IBI. Imagino lo peor, pero no puedo anticipar nada; sobre todo porque prefiero que las fuentes consultadas, pendientes de responder –tratadas con el máximo respeto y discreción-, confirmen la realidad y se involucren. En búsqueda similar me tiene el asunto del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales; es decir, el cambio de titularidad, que se paga cuando el transmitente es persona física, equiparable al IVA cuando el vendedor es entidad jurídica. Todo esto teniendo en cuenta las exenciones concedidas ahora para favorecer el movimiento del mercado. En ello estoy. Serás el primero en saberlo.

Agradecido, amigo Manuel, recibe un abrazo fuerte.

Alejandro

Anónimo dijo...

Por tarde que nos levantemos seguiremos perdiendo la manta con la que se arropara un politico o un banquero porque somos los que perdemos siempre.

Lo de siempre Alejandro que muchos saludos.

Luis Martin

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, por tu visita, Luis. En esta ocasión no nos descubres nada nuevo, que digamos, aunque, bien mirado, lo que dices tiene su gracia: la manta que perdemos siempre se la encuentran ellos. Vamos a tener que holgazanear más, madrugar menos y dejar que sean los que mandan quienes pierdan a cartera primero.

Agradecido, recibe un abrazo.

Alejandro