jueves, 9 de febrero de 2012

ESCLAVOS

Los ciudadanos, esclavos de políticos y banqueros.

Los bancos ya no cumplen una función social como defendían los antiguos textos de instrucción mercantil. Tampoco los políticos son servidores públicos, por mucho que así lo propaguen. Habrá excepciones, pero quedan diluidas por la abundancia de lo condenable. Todos sabemos, a estas horas de la fiesta, que los políticos y los bancos no están al servicio de nadie. Unos y otros se han fusionado para esclavizar a los ciudadanos en beneficio de sus intereses comunes. No hay que hacer muchos esfuerzos para encontrar pruebas de tal sometimiento y tiranía. Muchos usuarios de la banca temen ya por la suerte de los ahorros que invirtieron en “participaciones preferentes”. No van a percibir las rentabilidades prometidas y nadie garantiza  el rescate de su dinero. Los medios de comunicación nacional silencian esta supuesta estafa, y el Banco de España  y los órganos ejecutivos  no hacen nada para aclarar la situación, pero sí que  subvencionan a las entidades responsables con fondos públicos. Otra prueba de que la ciudadanía está a merced de sus explotadores: bancos y políticos, es que los desahuciados que no pueden pagar sus hipotecas pierden las viviendas y, además, siguen debiendo al banco el capital pendiente de amortizar más los intereses devengados. Esto es un atropello por partida doble. Ante tamañas agresiones es imprescindible que se disuelva esa sociedad tácita en la que participan a pachas los poderes públicos y económicos.  Después, que el gobierno, que es quien ostenta el poder soberano conferido en las urnas, gobierne con libertad y firmeza; que cumpla y haga cumplir meticulosamente la nueva reforma financiera y, sobre todo, que vigile a los bancos para que no metan la mano en los bolsillos de los clientes ni concedan préstamos con plusvalías tóxicas y abusivas.
********************************

8 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Lo acabo de llevar al foro de Netwriters. A ver si empiezas a poner cosas tú mismo. Ya se que alguna has puesto. Es muy sencillo. Lo pones en tu foro...y lo vemos todos tus amigos en NW...que ya somos muchos. Un abrazo, Alex, y sigue haciendo Literatura necesaria. La columna periódistica también lo es. Mira que eres bueno. En todo.

Manuel dijo...

Alex, sea aqui, en NW o donde sea, no dejes de regalarnos estas cosas. Para quien no lo lee, es nada. Pero para quienes te seguimos, muchas veces, es gasolina d ela buena.

Un abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Emilio:

No sé ni cómo ni cuándo te voy a agradecer lo que haces por mí, por todos. ¡Divulgar un texto mío en una tributa del prestigio de NW! Eres la repanocha, dicho desde la acepción que califica lo extraordinario entre lo bueno. Me siento muy complacido, Emilio, pero, ¿por qué no decirlo?, un poco temeroso ante la calidad de pensamiento y la altura literaria de cuantos participáis en ese espacio, lleno de sabiduría. Poco a poco iré apareciendo más, a medida que vaya haciendo amigos y tomando confianza.

Gracias por todo, buen amigo.

Un abrazo fuerte.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Manuel:

Agradezco esas palabras tan generosas, con las me obsequias. Tus comentarios son muy estimulantes y dignos de agradecer. Te confieso que, a la vez, aumentan ese sentido de la responsabilidad que llevamos dentro, algo así como el miedo escénico que deben padecer los actores cuando interpretan en una sala reducida pero con una expectación atenta y entendida en el género.

Agradecido, recibe un fuerte abrazo

Anónimo dijo...

Apreciado Alejandro:

Sigo tus blogs y me parece muy bien que para cada género tengas un espacio aparte. Me gusta tu literatura de ficcion y tu forma pragmatica de ver las cosas con aguijones, críticas e ironias.

No me gusta el halago sistemático. Lo de hoy es un exceso no solo por la fecha de este artículo, que debe ser muy importante para ti según he visto en tu biografia. Quiero que sepas que llevo tus ideas y opiniones a mi grupo y nos parecen bastante acertadas. En los cuentos siendo muchos cerrados abres puertas reflexivas, entre lo que tu imaginas de manera literaria t la realidad. En estos articulos dando hachazos provocas debates que nos llevan a la discusión por los matices que nos sugieres. Te felicito.

En otra ocasión hace un año mas o menos, te pedi por correo electrónico que te extendieras para una mejor comprension en un tema que escribiste de bancos y constructoras. Eso me interesa y ahora vuelves cerca de aquellos problemas que explicaste tan bien. Igual que entonces te pido si haces el favor, que amplies un poco mas porque el gobierno tiene que vigilar a los bancos, para que no den prestamos con “plusvalias tóxicas”, cuando ahora todos estamos faltos de dinero y nos quejamos que los bancos no dan credsitos y seria ideal que los dieran.

Agradecida, con reconocimiento y admiración.

María Eugenia Adame
Almendralejo

Mari Carmen Azkona dijo...

Alex, no se puede ser más claro en tus apreciaciones. Ojalá quienes ostentan el poder leyeran estas letras. Aunque supongo que caerían en saco roto, para eso ellos tienen sus asesores y financieros...y así nos va, sobre todo a los que lo único que tenemos en el banco son pagos e hipotecas.

Tan lúcido como siempre, no cambies nunca.

Besos y un fuerte abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Estimada Maria Eugenia:

En primer lugar te agradezco todo eso que me dices sobre las entradas de mis blogs. No sé qué haces ni cómo es ese grupo en el que me has introducido. Espero que sea para bien. Tampoco os fieis de todo lo que digo/escribo, hay días que me levanto muy disperso y no siempre acierto.

Recuerdo perfectamente que me dijiste algo parecido por correo electrónico sobre un artículo que, ampliado, titulé "Bancos inmobiliarios". Me hace gracia que, siendo joven como apreces, te preocupes tanto por estos temas. Quizá cuestión de estudios. Ya me dirás. Como sabes, la actualidad apremia, y ahora más que nunca y de forma turbulenta, debido a cómo estamos de revueltos en todos los aspectos sociales. Tenía material para el artículo del próximo jueves, pero me has caído bien: por la importancia del tema, y basta que me lo pidas así, dedicaré el próximo artículo a la avaricia y plusvalías tóxicas de los bancos.

Esperando complaerte, recibe cordiales saludos.

Alejandro

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Mari Cramen: No es que esté lúcido ni hable claro, es lo que hay. Sabes que me gusta la gente, conocer sus problemas, escuchar... Quienes sufren todo eso son los que de verdad tiene razón, porque cargan con el peso de los errores que cometen los grupos de poder: político y económico, que no tienen ni ojos ni oídos para casi nadie. Esa, Mari Carmen, la queja de la calle es la fuente más clara y evidente, mucho más que los grandes medios de comunicación y los parlamentos de tertulianos de primera fila, que, con frecuencia, sólo obedecen como perros falderos a la mirada del amo.

Como siempre, mi agradecimiento por venir hasta estos andurriales de la palabra.

Muchos besos.