jueves, 27 de octubre de 2011

CARLOS SASTRE, "SIN DESPEINARSE"

Todo es posible con inteligencia, sacrificio y honestidad.


Carlos  Sastre ha dejado el ciclismo, pero  no caerá en el anonimato ni en el olvido. Será siempre el héroe que ha dado fuerza y vida al universo del pedal cuando, acechado por los peligros de trampas indeseables, necesitaba la integridad de los grandes. Ahí estuvo él, demostrando que todo es posible con inteligencia, sacrificio y honestidad. Le van a echar de menos.
Nos ha quitado muchas siestas, alimentando siempre el ferviente deseo de verle campeón en cualquier puerto de su vasto reinado. Ya no estará en la competición, pero seguirá con nosotros, en nuestras sobremesas, en nuestras fiestas y siempre que él quiera. Su cercanía y su contacto con la vida real será celebrada a cualquier hora. Sabemos que él pondrá con agrado su experiencia ejemplar en la escalada de sus semejantes.
Tenía ocho años cuando le vimos por primera vez  vestido de ciclista de verdad. Fue en El Barraco, nuestro pueblo, en Julio de 1983. Se celebraba la romería de San Cristóbal y Víctor, su padre, quiso que la escuela de ciclismo que había creado se estrenara subiendo La Paramera. Fue un acontecimiento que nunca olvidaremos.
Aquel día Carlos  Sastre puso su huella profunda en el asfalto, anunciándose como un campeón en el deporte y en la vida. “Ha llegado sin despeinarse”, dijo el abuelo Eduardo cuando aparcó su 2CV, que ejerció de coche-escoba. Tan emocionado, no podía imaginar a su nieto campeón de un Tour de Francia ni titular de un palmarés de enciclopedia.
Así, “sin despeinarse”, Carlos  Sastre ha llegado al podio final de todas las rondas. Brindamos por sus éxitos y seguimos con él  en nuestros corazones, donde siempre ha estado.  Con ese cariño, deseamos que su nueva singladura le colme de  premios y satisfacciones. Nuestro aplauso será constante.
 -----------------------------
TIENES QUE LEER:

21 comentarios:

el burladero dijo...

Carlos Sastres es, ha sido y será un deportista ejemplar, que ha sabido llegar a donde solo llegan los elejidos. Siempre desde la modestia sin hacer alardes de grandeza supo estar ahi y ganarse el respeto y el cariño de los aficionados. Me uno a ese brindis
Y le deseo lo mjor en su nueva andadura deportiva.-
SALUDOS CORDIALES-

Mari Carmen Azkona dijo...

Siempre que se brinde por una buena persona y sus éxitos puedes contar conmigo Alex. Chin, chin...Por él, para que la vida le devuelva lo que su esfuerzo merece.

Besos y un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Un gran homenaje para un gran ciclista... Yo también uno mi copa a este brindis. Un beso para los dos.

Toñi.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

El Burladero, asiduo a estas páginas, no se equivoca en sus percepciones. Trabajando duro, con modestia y sin necesidades de alardes, siempre con la verdad por delante, el ser humano está más cerca de consiguir lo que se propone.

Agradecido por unirse a esta fiesta de brindis, mis saludos cordiales.

Alejandro

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, querida Mari Carmen, por participar de esta alegría y los buenos deseos que expresamos para nuestro amigo Carlos. Sus esfuerzos, como los tuyos, serán compensados en la justa medida del merecimiento.

Chin-Chin, y gracias por volver a estos arrabales de la reflexión, donde hoy todo se torna en lujo con el personaje que nos ocupa.

Besos, abrazos.

Alex

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, Toñi, por unirte a este homenaje dedicado a un ser excepcional, hombre de bien, que tantas alegrías deportivas no ha dado y nos seguirá dando. Sobre todo porque ahora, teniéndole más cerca, nos llegarán más directos los bienes de la categoría humana que siempre ha tenido.

Besos.

Alex

Emilio Porta dijo...

Me encanta el ciclismo, Alex. Es un deporte de auténticos colosos. Hay que ver lo que supone Ávila en el ciclismo. Y, mas concretamente, El Barraco. Y tú, claro, viviendo todo estos años en primera línea de presencia y de corazón, que pa eso tuviste la suerte de compartir geografía con varios campeones. Un abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Tienes razón, querido Emilio. Ávila ha dado muchos y buenos profesionales al Ciclismo. Digo Ávila, pero haciendo justicia me veo obligado a hablar de El Barraco, donde Víctor Sastre (padre de Carlos), presidente de la fundación que lleva su nombre, creó una escuela de Ciclismo en 1982; sus desvelos han conseguido que este centro deportivo sea el más importante de España en el ciclismo de base y en la preparación de nuevos ciclistas. Muchos de ellos hoy compiten con éxito en equipos de élite. Por eso, y por el pálpito geográfico que compartimos -como tú bien dices- mi sensibilidad aflora ante casos extraordinarios que afectan al mundo del pedal.

Gracias por sumarte a la fiesta de esta nueva etapa, que para nuestro campeón acaba de empezar.

Un abrazo.

Alex

Alicia Uriarte dijo...

Pues aunque no quede cava yo brindo también por un ser inteligente-no todo tiene que ser fortaleza física- y que sin haber querido ser mediático, y sin haber vivido el ciclismo como si fuera una mera fuente de dinero, ha sabido cambiar de escenario a tiempo dejando el ciclismo profesional.

Alex, afortunados los compañeros de El Barraco que le continuareis viendo sobre la bici.

Un abrazo.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querida Alicia:

Afortunados seremos los paisanos de El Barraco, que seguiremos viendo a Carlos sobre la bicicleta y tan cercano como siempre. Ha sabido comportarse en los momentos duros de las rondas más exigentes, sin dejar de mirar a los suyos, a su gente, a sus pueblos, siempre que han requerido su presencia. Esa es la grandeza de la gente grande: saber ser importante también entre los pequeños sin que se note.

Gracias, amiga Alicia, por unirte a esta celebración, en la que seguimos brindando con lo que nos queda. Siempre queda algo que ofrecer a los amigos que vengan por aquí.

Besos

Alex

Anónimo dijo...

Siempre he dicho Alejandro que es un lujo tenerte cerca y los de tu pueblo deben estar bastante orgullos de ti porque se que llevas a El Barraco en el corazón y en la cabeza. Lo que ya no se es si ellos te quieren y reconocen tanto como mereces supongo que si porque nadie negara lo que haces y lo bien que lo dices.

Recibe un abrazo de tu amigo Luis Martin

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Amigo Luis, las comas y los acentos en tus textos son una batalla perdida, pero eso no será impedimento para que agradezca tu visita. Confieso que te echaba de menos.

Dicho lo dicho, dos cosas: Una, yo soy quien se siente orgulloso de los amigos que tengo; vosotros sois el mejor regalo. Otra, ¿Qué te voy a decir de mi pueblo que no te haya dicho? Otro orgullo. Ser barraqueño es un título. Tienes razón, El Barraco va siempre conmigo, y mis paisanos también, porque -aclarando tu duda- me quieren y me dan más de lo que merezco.

Perdóname que personalice, pero has provocado en mí un sentimiento de emoción, más hablando en un espacio donde Carlos Sastre está presente porque él es un deportista brillante, un barraqueño ilustre y un embajador de todo lo nuestro.

Cuídate mucho, amigo Luís, no te olvides tanto de las comas y las tildes y recibe un fuerte abrazo.

Alejandro

Anónimo dijo...

Sí Sr. Martín, los paisano de este gran escritor le apreciamos en todo lo que vale, aunque es cierto, no lo pregonamos. Los castellanos viejos tenemos un corazón caliente pero nuestra palabra es fria y no nos prestamos mucho a expresar lo que sentimos. El sabe que es verdad, le queremos y reconocemos lo que hace, y hace algo muy importante: escribir sabiendo lo que escribe y cantando las verdades del barquero cuando tiene que hacerlo. A veces fastidia un poco, pero la verdad es la verdad, y el con la suya va todos los sitios.

También reconocemos las carreras importantes de Carlos Sastre y yo me uno al brindis con un abrazo para todos.

J. Somoza.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Estimado J. Somoza, como puedes comprender me resulta difícil identificarte, habiendo tantos Somoza en nuestro pueblo y fuera de él. Serás uno de esos cientos de barraqueños que presumen de sus orígenes y están presentes, aunque sea en silencio, pero con el corazón caliente -como dices- en los momentos importantes.

Te agradezco de todo corazón tus palabras, generosas y llenas de cariño hacia mi persona. No merezco tanto, sólo doy fe de lo que veo. Lo que veo, a veces, también lo siento y me emociona.

Emociona que paisanos, todos con nombre y apellidos, aunque algunos, como tú, resultéis anónimos, os unáis al brindis que dedicamos a Carlos Sastre, embajador barraqueño, embajador de España, que nos ha llevado con su esfuerzo por los caminos del mundo. Él es un personaje importante, eterno en la historia del deporte, eterno en la historia de todas las historias.

Gracias, amigo. Me encantará saber quién eres. Un abrazo a ti, un abrazo a todos.

Alejandro

Anónimo dijo...

Querido Alejandro,
esperamos tu nunca te retires
nos sigas deleitando con relatos y vivires,
y no cambies nunca nunca
porque nos haces felices.
Te quiere la Pinta mas Pinta de todas.
E.P.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Gracias, Pintita. Aunque pinchen las ruedas de la vida, no me retiraré: seguiré andando, a pie, o tal vez solo en el recuerdo de la gente que quiero y me quiere. No importa cómo, pero lo que sí importa es estar. ¡Estaré!

Besazos, muchísimos.

Alejandro

Maximiliano Fernández dijo...

Tines razón, Alejandro, Carlos Sastre ha sido un campeón limpio y honrado como deportista y es un campeón como persona; no podía ser de otra forma, tratándose del hijo de Víctor Sastre,que es un excelente maestro. Nunca olvidaré la alegría del chaval de Carlos levantando los brazos en los Campos Eliseos
Enhorabuena a Carlos.
Un abrazo,
Maxi

Maximiliano Fernández dijo...

Tines razón, Alejandro, Carlos Sastre ha sido un campeón limpio y honrado como deportista y es un campeón como persona; no podía ser de otra forma, tratándose del hijo de Víctor Sastre,que es un excelente maestro. Nunca olvidaré la alegría del chaval de Carlos levantando los brazos en los Campos Eliseos
Enhorabuena a Carlos.
Un abrazo,
Maxi

Maximiliano Fernández dijo...

Tines razón, Alejandro, Carlos Sastre ha sido un campeón limpio y honrado como deportista y es un campeón como persona; no podía ser de otra forma, tratándose del hijo de Víctor Sastre,que es un excelente maestro. Nunca olvidaré la alegría del chaval de Carlos levantando los brazos en los Campos Eliseos
Enhorabuena a Carlos.
Un abrazo,
Maxi

Maximiliano Fernández dijo...

Tines razón, Alejandro, Carlos Sastre ha sido un campeón limpio y honrado como deportista y es un campeón como persona; no podía ser de otra forma, tratándose del hijo de Víctor Sastre,que es un excelente maestro. Nunca olvidaré la alegría del chaval de Carlos levantando los brazos en los Campos Eliseos
Enhorabuena a Carlos.
Un abrazo,
Maxi

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Querido Maxi, querido amigo y maestro: te agradezco de corazón tu presencia por estos arrabales de la palabra. Y te agradezco tu comentario elevado al cubo, no porque componga una trilogía, sino porque siendo maestro de periodistas, ejemplo de honestidad y amigo de tus amigos se triplica el valor de lo que dices.

Un abrazo

Alejandro